Skip to main content

Tips para que un líder mejore la comunicación con su equipo

By 10 febrero, 2024febrero 28th, 2024Marketing, Tiendas Online

Foto: Pexels.com

En cualquier equipo de trabajo o empresa es imprescindible que exista una buena comunicación. El líder de un grupo tiene bajo su responsabilidad que este punto se cumpla. Para ello, es importante que tenga las habilidades para comunicarse con claridad y así alcanzar las metas propuestas. Para ello existen técnicas que ayudan a gestionarse correctamente en ese ámbito.

Uno de los consejos estratégicos para que el líder conecte honestamente con sus supervisados es establecer la escucha activa. Esto significa ir más allá de hablar y oír. Esta técnica se basa en el intercambio sincero y respetuoso con el interlocutor. Significa atender plenamente al otro, en poner atención no solo a lo que dice sino a cómo lo dice.

Escuchar de manera activa implica detectar las emociones, matices, posturas y gestos.  Estas indicaciones no verbales ayudan a conocer y sentir al otro. Si la comunicación fluye de esta manera hay mayores posibilidades de entender completamente al equipo. Además, hace que los diálogos sean más abiertos y genuinos. Igualmente, la práctica de esta técnica hace que el interlocutor se sienta valorado, se mejore la conversación y el ambiente sea guiado a los propósitos que se desean.

Una segunda técnica valiosa es la empatía. Si el líder no es empático, es decir, no se coloca en la posición del otro así lo comprenda, no podrá establecer un vínculo o lazo efectivo con su grupo. Este componente hace que el líder sea más compasivo y efectivo al comunicarse.

Foto: Pexels.com

Ser empático permite que exista una sintonía con las emociones del equipo. De esta manera se pueden dar respuestas adecuadas lo que lleva a establecer una conexión y se promueva el sentido de pertenencia.  Para lograrlo es primordial que el líder aborde las aspiraciones e inquietudes del grupo. Hacerlo reflejará que se comprenden las emociones  y se cuidan a los colegas. Esto ayuda a bajar niveles de estrés y a la satisfacción laboral.

Por último, no hay que dejar de lado el buen manejo del lenguaje corporal. Comunicarse afectivamente no solo se trata de tener una buena dicción o usar las palabras adecuadas. Esto implica moverse y expresar con el cuerpo lo que se desea transmitir.

El lenguaje no verbal debe ser coherente con lo que se comunica de forma oral. De esta manera se expresa convicción y claridad. Es decir, hay que ser congruentes con lo que nuestros gestos dicen. Existen varias recomendaciones universales al respecto. Por ejemplo, mirar directamente  a los ojos a los oyentes y mantener el cuerpo erguir el cuerpo erguido transmiten seguridad, preparación y confianza.

Dejar un comentario